Terapia

Por lo general , la terapia puede utilizarse para tratar unos problemas concretos. Sin embargo, muchas personas encuentran en ella una forma de desarrollarse y autosuperarse.

 

Nuestro mundo interior es como un gran puzle .Al mover una pieza , todas las demás tienden a moverse también. Tratar de de solucionar aisladamente un conflicto es como poner una tirita a un brazo partido.

 

Por eso ,la terapia es una herramienta fundamental no solo para resolver tu malestar ,sino también para contribuir a tu crecimiento personal.

 

Lo primero que haremos, cuando empieces la terapia, es establecer una relación de respeto y de confidencialidad absoluta. Crear un espacio de seguridad, en el que serán escuchadas todas tus necesidades, en el que podrás hablar, sincerarte y preguntar. En un espacio libre de enjuiciamientos, iremos trabajando con el objetivo de identificar las dificultades que te afectan y de potenciar o desarrollar los recursos para llevar una vida más plena.

 

La duración de las sesiones depende de cada persona, al igual que las técnicas a utilizar. Estoy convencida de que cada uno de nosotros somos únicos, que no existe una técnica mejor que otra ,que todo depende de la persona y la necesidad que tiene en ese momento, por eso, me sigo formando en diversas técnicas, para poner a tu disposición las herramientas de trabajo que mejor se adapten a ti y a tu problema.